jueves, 23 de noviembre de 2017

Jambalaya


Hace tiempo que elaboré esta receta y hasta ahora no me he decidido a publicarla en el blog. La he adaptado de un libro de recetas de Nueva York que compré en nuestro viaje del año pasado a la gran manzana. Os recomiendo sinceramente que la hagáis. A simple vista parece un arroz convencional. Nada de eso. La combinación de especias cajún que la adereza la hace algo totalmente distinto. Y muy, muy sorprendente.

Algunas veces cuando echas un vistazo a los blogs de cocina te encuentras con recetas parecidas que van por oleadas. No hablo de fechas especiales como el recién pasado Halloween cuando todo se llena de muffins de murciélago. Es cierto que hay retos asalta blogs en los que los autores se intercambian permisos para publicar recetas de otros. Entonces ves durante unas semanas las mismas recetas una y otra vez. No participio en esos eventos. Y cuando publico una receta siempre pongo mis fuentes. Sean locales, sean de otros blogs que sigo o de libros que colecciono. Por eso cuando llegó el momento de publicar mi receta, me encontré , sin casualidades, que se había publicado en otro blog la misma. Y decidí esperar. Por respeto. Por eso tan preciado que tanto se exige y que tan poco se ofrece.

Vamos a lo que importa. 


Ingredientes:
  • Dos cebollas grandes.
  • Dos pechugas de pollo.
  • Dos salchichas frescas. Podéis elegir la carne que más os guste. Si están aderezadas, mejor.
  • 200grs de tomate entero enlatado.
  • Una cucharada de tomate frito casero.
  • Unos 300grs de gambones frescos.
  • Una ramita de apio.
  • Un pimiento rojo.
  • Un diente de ajo.
  • Una taza de arroz.
  • Un litro de caldo vegetal (sobrará).
  • Aceite de oliva, sal y pimienta.
  • Una cucharada de especias cajún: Ajo en polvo, granos de mostaza, pimentón dulce y picante, comino en grano, pimienta negra molida, tomillo,orégano y cayena en polvo. Ver elaboración.

Elaboración:

Para hacer la mezcla cajún, poned en un almirez una cucharadita de café de tomillo, orégano, granos de mostaza y comino. Machacad hasta reducir bien y agregad una cucharadita de café del resto de las especias. Podéis reservar en un tarro para la siguiente ocasión ,porque para la receta sólo necesitáis una cucharadita de la mezcla. 

Lavamos las pechugas, secamos y cortamos en dados.
Cortamos las salchichas en rodajas gruesas.
Pelamos las cebollas y las cortamos en rodajitas finas.
Lavamos el pimiento ,quitamos las pepitas y cortamos en tiras finas.
Lavamos el apio y lo cortamos en rodajitas.
Pelamos el ajo y lo picamos finamente.
Pelamos las gambas y reservamos. Podemos dejarles las colas.

En una sartén amplia, ponemos el aceite y sofreímos a fuego fuerte al pollo. Cuando comience a dorarse, añadimos las salchichas y salteamos, con cuidado de que no se deshagan. Sacamos de la sartén. Si es necesario añadimos un poquito más de aceite.

Añadimos ahora las cebollas cortadas en rodajas, el apio y el ajo. Hacemos hasta que esté tierna la cebolla. Añadimos el pimiento y el tomate troceado , con algo del caldo de la conserva y dejamos hacer hasta que el aceite del sofrito suba por encima. Ahora ponemos una cucharada de tomate frito y las especias cajún, removemos. 

Vertemos la taza de arroz. Damos un par de vueltas y cubrimos con el caldo. Salpimentamos. Dejamos cocer a fuego lento los veinte minutos que tarda el arroz. Si veis que se queda seco, agregad más caldo, sin miedo. Cuando queden unos cinco minutos, añadimos los gambones y dejamos cocer.
Servir enseguida.